fbpx

Últimas semanas de los Cuentos Mágicos de Leonora Carrington en el MAM

Santa Teresa en la cocina,1958, Leonora Carrington, óleo sobre tela, colección particular, cortesía de Drexel Galería, exposición "Leonora Carrington, Cuentos Mágicos".

Fotografías por Roberto G. Contreras, con autorización del Museo de Arte Moderno.

Los últimos meses hemos tenido la oportunidad de apreciar las obras de Leonora Carrington en las instalaciones del Museo de Arte Moderno, pero lamentablemente, esta historia mágica va llegando a su fin, así que no pierdan la oportunidad de visitar esta fantástica exposición.

Los días de la calle Gabino Barreda,1944, Gunther Gerzso, óleo sobre tela, colección particular, exposición "Leonora Carrington, Cuentos Mágicos".
image-1415

Los días de la calle Gabino Barreda,1944, Gunther Gerzso, óleo sobre tela, colección particular, exposición “Leonora Carrington, Cuentos Mágicos”.

En un diálogo con muchos de los surrealistas que la acompañaron en vida, como Max Ernst, Remedios Varo, Pedro Friedeberg y Gunther Gerzso, “Cuentos Mágicos” nos muestra gran parte de la obra plástica, visual y literaria de quien se convirtió en la dueña de la magia del surrealismo del siglo XX.

En esta exposición podemos ver criaturas que saltan de la mente de Leonora hasta su pincel para ser plasmados en lienzos llenos de vida y de muerte, paisajes que desafían las leyes de la física y de los sueños, con esferas, candelabros, fuegos verdes y caballos. Personas que se transforman en aves y aves convertidas en personas, relaciones de fantasmas gigantes que se disuelven entre las nubes de algún hechizo y terminan posándose entre la vida de las calles.

Los demonios, dioses, colosos, ángeles, brujos y energía quedan grabados entre la nobleza del color y de la piedra, de la madera y el cartón, con piezas geométricas disueltas entre la luz y el ocre del óxido.

Todo es una transformación, un cambio de materias y de esencia, un gato no es un gato, sino un familiar en el rubro mágico esotérico de la visión de Carrington. Una vela se convierte en un círculo de transmutación alquímica y, la oscuridad, solamente se dedica a invadir las ventanas de lúgubres mansiones decimonónicas.

El inventario,1940, Leonora Carrington, óleo sobre madera, colección particular, exposición "Leonora Carrington, Cuentos Mágicos".
image-1416

El inventario,1940, Leonora Carrington, óleo sobre madera, colección particular, exposición “Leonora Carrington, Cuentos Mágicos”.

Las dimensiones abandonan los convencionalismos, así podemos ver aves tan grandes que pueden ser montadas por hombres, así como hombres tan pequeños como para montarlas mientras permanecen observando un mundo sostenido por pilares.

El ambiente claro oscuro de las salas, así como la pintura de sus muros nos da la sensación de entrar en salas mágicas, donde la bruma y la neblina de los cuadros parece escaparse de sus marcos para llevarnos a un lugar en lo profundo de la mente de Leonora, aunque quizás sea más bien al interior de nuestra propia mente, llena de sus propias interpretaciones, en la que cada una de las bestias posee un significado para cada ojo que las mira, donde las mantas blancas y fantasmagóricas, solamente cubren nuestra propia alma.

La realidad se vuelca entre una parte literaria, una parte cinematográfica y otra teatral, llena de máscaras, de sonidos a veces suaves, otras veces capaces de hacernos sentir perturbados, como ocurre con la voz de un muñeco de ventrílocuo, proveniente de la película “La mansión de la locura” de 1973, obra en la que Leonora participa como supervisora de arte. Finalmente caemos ante el encanto de las visiones llenas de color que están plasmadas a lo largo de toda la exposición.

La giganta,1946, Leonora Carrington, temple sobre panel de madera, colección particular, exposición "Leonora Carrington, Cuentos Mágicos".
image-1417

La giganta,1946, Leonora Carrington, temple sobre panel de madera, colección particular, exposición “Leonora Carrington, Cuentos Mágicos”.

El eje central de la exposición se debate entre el misticismo esotérico de las piezas, por un lado, así como por la búsqueda del equilibrio de poder en el arte entre la mujer y el hombre, reconociendo el valor artístico y el peso dentro del surrealismo por parte de la artista inglesa nacionalizada mexicana.

La exposición marca a través de todas sus rutas (diseñadas por los curadores Tere Arcq y Stefan van Raay), una estructura que va más allá del discurso histórico, marca señaladamente las etapas y capacidades artísticas de Leonora, ensamblando una visión integral de sus múltiples facetas a lo largo de su vida, desde que abandona la rigidez de su natal Gran Bretaña para llegar junto a Max Ernst a Paris, la ciudad luz que se vio apagada por la segunda guerra y la ocupación nazi, momento en el que tiene que huir a las tierras españolas para quedar recluida en un hospital psiquiátrico en la ciudad de Santander. Tras nuevamente escapar, esta vez del psiquiátrico, llega a Lisboa, ciudad de la que, gracias a Renato Leduc, logrará emprender su viaje a tierras mexicanas, lugar donde se consagraría como uno de los grandes pilares del arte surrealista.

La llama mágica de Leonora Carrington se apaga un 25 de mayo del año 2011, dejando un legado de cientos de piezas de arte, entre pinturas, dibujos, esculturas, escenografías, vestuarios, máscaras, libretos, literatura esotérica, fotografía e, incluso, actuaciones para cortos y largometrajes, de lo cual, gran parte de esta obra se encontrará hasta el día 23 de septiembre de este año en las salas del Museo de Arte Moderno, ubicado en Paseo de la Reforma y Gandhi s/n Bosque de Chapultepec, Ciudad de México. Los horarios en los que podrán visitarla son de martes a domingo de 10:15 a 17:30 horas con una tarifa de $65.00 (sesenta y cinco pesos 00/100 M. N.), así como entrada gratuita todos los domingos o el resto de la semana con credencial de estudiante, profesor e INAPAM. Para mayor información en la página del Museo de Arte Moderno.

El Mundo mágico de los Mayas,1964, Leonora Carrington, caseina sobre tabla, colección del Museo Nacional de Antropología, Institito Nacional de Antropología e Historia, exposición "Leonora Carrington, Cuentos Mágicos".
image-1418

El Mundo mágico de los Mayas,1964, Leonora Carrington, caseina sobre tabla, colección del Museo Nacional de Antropología, Institito Nacional de Antropología e Historia, exposición “Leonora Carrington, Cuentos Mágicos”.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario


*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

close
Creative Commons License Últimas semanas de los Cuentos Mágicos de Leonora Carrington en el MAM is licensed by Ryubluedragon under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 United States License.